La oferta casera de servicios de desayuno a domicilio crece en Mendoza

Las empresas ofrecen una amplia gama de propuestas desde $ 3 hasta $ 150. Sus clientes son familias pero también empresas y organizaciones gubernamentales.

domingo, 25 de mayo de 2003

Jaquelina Jimena

Un poco por tener hijos grandes, otro poco por despuntar el gusto de preparar comidas dulces y una pizca de inquietud por recibir dinero extra, fue el mix de condiciones que decidieron a Betty de Molina a instalar su negocio de desayunos a domicilio.

Así, desde hace cuatro años, con la ayuda de su familia, le dio vida y nombre al emprendimiento “Un Amanecer Especial”. Diego, su hijo, colabora en el diseño y construcción de canastas de hierro; su hija, maestra jardinera, está a cargo de adornar las bandejas, y su marido colabora en la entrega de pedidos. “Somos un equipo armónico. Por día atendemos entre 3 y 4 pedidos, que se elevan a 50 en fechas especiales”, señaló Betty de Molina.

Este flujo de clientes discontinuo tiene sus razones: los desayunos a domicilio surgen con fuerza en épocas claves como aniversarios de bodas, cumpleaños, día de los enamorados, del padre y de la madre.

“Sin embargo tenemos perfiles de clientes que siempre optan por una posibilidad diferente. Así, por ejemplo, los que más utilizan el servicio de brindis con champán son personas de edad madura que quieren festejar sus 25 ó 50 años de casados. Este servicio cuesta $59 y va con un buen champán, un buen vino en su justa temperatura y acompañado por canapés salados”, detalló Molina.

¿Tercerizar o fabricar?

Una esponjosa minitorta de cumpleaños acompañada de rellenos dulces y una exuberante porción de una torta de chocolate. Cerca, otra porción de tarta de durazno o de frutilla, sandwiches triples en cantidad, y finalmente en un rincón la tasa de porcelana y el vaso de vidrio con café, leche, té y el jugo de naranja.

Este menú con sus matices y su toque personal se repite entre los desayunos a domicilio.

“El toque diferencial lo establece la presentación y la puntualidad en la entrega de los pedidos”, señaló Cristina Albornoz, de desayunos Web Ailin.

Para lograr ese toque personal, las empresas se nutren de las propias habilidades de los dueños.

“Con mi concuñada, Silvia Norma de González, hemos tomado cursos de mimbre y moños. No sólo aprendimos nuevas prácticas sino que también aprendimos a encontrar a los fabricantes de mimbre que nos proveen de mercadería”, apuntó María Gabriela Cabrera, de “Buen día”desayunos.

En la mayoría de los casos, la fabricación artesanal y los materiales “hechos en casa” dan sus resultados, ya que producen ahorros de hasta un 40% en mantelería, moños y bandejas.

Sin embargo en algunos casos la tercerización de los servicios también es una práctica usual.

“Aceptamos propuestas. Tenemos una chica que nos hace unas bandejas de madera que tiene un diseño especial. Ella si bien tiene su propia empresa de desayunos, trabaja con nosotras y nos ofreció las bandejas de madera que ella realiza. Nos gustó la propuesta y el precio. Ella nos entrega las bandejas en crudo y nosotras las pintamos a mano”, detalló Cabrera.

En cuanto a la leche, azúcar, infusiones, dulces y mantecas son comprados al por mayor tanto a distribuidores o directamente a supermercados.

A tiempo, la clave

“La clave del negocio, tal vez la más fundamental, es la entrega a tiempo del desayuno. Unos minutos tarde no sólo se pierde un cliente, sino también a otros 10 potenciales. Lo mismo sucede cuando el servicio es bueno: un cliente satisfecho atrae en promedio otros 6 más”, acotó Albornoz.

La mejor promoción para todas las empresas es la recomendación de ‘boca en boca’. Sin embargo, en la búsqueda de nuevos clientes los medios más utilizados son los avisos clasificados en los diarios y la folletería en las casas de barrio. “Hace dos años que empecé en la actividad. Había recibido una indemnización de $10.000 y con ese dinero diseñé una página web, imprimí 2.000 folletos a todo color, los cuales los distribuí en forma domiciliaria y publiqué avisos en Los Andes”, apuntó Albornoz. La tarjeta personal de la empresa o un folleto que ofrecen otros menúes en la bandeja que acompaña el desayuno, es otra estrategia que da resultados. “Mediante este recurso los clientes satisfechos no sólo nos vuelven a contratar sino que también nos recomiendan a otras personas”, acotó González.

El churro, un clásico

“Somos pioneros en llegar al domicilio”, señaló Julio Agüero, de Churrico. Hace 34 años, empezamos con el churro viajero, al que los clientes los compraban para llevarlos a sus casas o comerlos en el auto. “Luego surgió el servicio de delivery que es el que actualmente utilizamos. Así llegamos a empresas grandes, Casa de Gobierno, municipalidades y tribunales. Nos contrataban el servicio de $3 que incluye una vaso de chocolate de 300 cm3 y tres churros rellenos”, acotó Agüero. Entre semana los consumidores de churros son los trabajadores de organismos públicos y empresas. “En tanto que el domingo los pedidos aumentan en un 50% con respecto a la semana y llegan desde los particulares”, concluyó Agüero.
Más notas de esta sección
Divisas
Montemar
Ciudad de Mendoza
Moneda Compra Venta
Dolar 8.08 8.23
Euro 11.05 11.65
Pesos Chilenos 13.50 15.00
Real 3.30 3.65
Actualizado : 28/05/2014 | 11:34
Ver condiciones en www.montemar.com.ar
Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados