Sobrevivientes de la tragedia de los Andes, trajeron a sus familias

Tres de los verdaderos protagonistas de “Viven” están en la cordillera con sus esposas e hijos. La charla con ellos.

Edición Impresa: domingo, 20 de marzo de 2005
Sobrevivientes de la tragedia de los Andes, trajeron a sus familias

Eduardo Strauch, José “Coche” Inciarte y Alvaro Mangino, ayer, antes de emprender la travesía.

Eduardo Ayassa corresponsaliasur@losandes.com.ar

Adelante está la montaña y sus nieves eternas. El camino es una simple huella abierta entre piedras, conocida por los baqueanos y sus cabalgaduras.

El día los recibió con un sol a pleno en El Sosneado, límite entre San Rafael y Malargüe. Y fue necesaria la ayuda de una 4x4 para llegar al puesto y de ahí partir en busca del valle de las Lágrimas, que marcó dentro de una escenografía única y majestuosa un hecho que, después de 70 días, el mundo compartió como el bien llamado Milagro de los Andes.

El avión Fairchild F227, de la Fuerza Aérea Uruguaya con 45 pasajeros, en su mayoría integrantes del equipo de rugby Old Christian's Club, partió de Carrasco y aterrizó en el aeropuerto internacional de El Plumerillo. El mal tiempo obligó a postergar la salida un día. Así, el viernes 13 de octubre de 1972 la máquina dejó la pista y buscó la cordillera, pero no la pudo sobrepasar y se estrelló en los Andes.

Sólo 16 jóvenes lograron superar el frío, la soledad, el dolor de las heridas y también la muerte. Hoy, tres de ellos: José Luis “Coche” Inciarte,  Alvaro Mangino y Eduardo Strauch, volvieron al lugar, aunque en esta oportunidad llegaron acompañados por sus esposas, hijos, familiares y amigos, quienes recorrerán el lugar.

Historia para la posteridad

 José Luis “Coche” Inciarte, hoy tiene 55 años, es ingeniero agrónomo y un destacado empresario agropecuario, aunque ahora dedica la mayor parte de su tiempo en un atelier donde realiza pinturas al óleo. Ayer aseguró a Los Andes que aquello fue “un milagro, una experiencia de amor, solidaridad y de entrega única”, reconociendo estar en deuda con sus amigos que no volvieron. Tenía 24 años y perdió 45 kilos en aquellos días.

Ahora llegó acompañado por su esposa -quien era su novia cuando ocurrió el accidente- Soledad González Mullin, y sus 3 hijos (José Luis, María Soledad y María Eugenia).

Por su parte Alvaro Mangino (50 ) es técnico agropecuario y actualmente es uno de los directivos del Old Christian's Club. Habló de la experiencia como algo “positivo que fortalece el espíritu y ayuda a enfocar la vida” y sus problemas diarios, pero desde otro ángulo y con otra visión.

El accidente le provocó una triple quebradura en una de sus piernas y así postrado “fabricaba” agua para el resto del equipo. Entonces tenía 19 años.

Casado con Margarita Arocena, tiene 4 hijos (Daniela, Federico, Margarita y Felipe). Fue uno de los pocos que, por propia decisión, por mucho tiempo se mantuvo sin hacer comentarios acerca de lo ocurrido en la cordillera. Sin embargo ahora comparte las conferencias sobre sobrevivencia junto a “Coche” Inciarte, reconociendo que sirven para “valorar algunos principios perdidos en la vorágine del mundo actual”.

Eduardo Strauch, es el tercer sobreviviente que llegó a El Sosneado. Tiene 55 años, casado con Laura Braga y es padre de Olivia, Eduardo, Sofía, Camila y Pedro.

Estos sobrevivientes, junto a sus esposas e hijos, comenzarán a recordar vivencias y anécdotas que sólo ellos pueden contar y así esta historia tendrá continuidad en el tiempo.

Todas son historias para conocer los límites del ser humano, de cómo sobrevivir en plena cordillera 70 días, después del choque de un avión a 400 kilómetros por hora contra la montaña o a un alud que durante la noche sepultó el fuselaje de la nave.A su regreso Alvaro Mangino y José Luis Inciarte expondrán en una conferencia llamada: ¡Viven!, la tragedia de los Andes. Se proyectarán videos, fotografías y tomas de archivo. También se realizará un relato cronológico de los 70 días en la montaña y se hablará sobre ese “volver a la vida”.

En detalle

La historia de los rugbiers uruguayos ha dado la vuelta al mundo en distintos formatos. En resumen estos son los datos principales de la tragedia de 1972:

Escenario. La cordillera de los Andes.

Accidente. Sucedió el 13 de octubre de 1972

Rescate. Fue 70 días después; el 22 de diciembre de 1972

Pasajeros. 45

Sobrevivientes. 16. De estos, tres están en Mendoza y realizan la travesía.

Libro, película y turismo

Además del libro “Viven...el milagro de los Andes” -que Piers Paul Read publicó en 1974 y sirvió de guión oficial a la película del mismo nombre- se han publicado otras 13 ediciones en diferentes idiomas.

También están los libros: “Vengo de un avión que cayó en las montañas”, “Supervivientes de los Andes”,”Entre mi hijo y yo, la luna” y “El Milagro de los Andes”, entre otros.

Además se ofrecen visitas guiadas al lugar de la tragedia, similares a la que se está realizando ahora. Entre las empresas que prestan este servicio se destacan Edgardo Barrios, que lo hace desde El Sosneado, en el límite entre San Rafael y Malargüe hacia el oeste, y Mauricio Guerra Jara, que parte desde Los Maitenes (en Chile) hasta el lugar donde cayó el avión en territorio argentino.
Más notas de esta sección
Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados