Tirantes laminados: otro valor agregado mendocino

Madera “en bruto” procedente de Misiones o Entre Ríos se procesa y lamina en Mendoza. Y se ocupa para techar obras en San Juan, San Luis, Córdoba, Salta, Río Negro y Neuquén.

domingo, 27 de marzo de 2005
Tirantes laminados: otro valor agregado mendocino

Las vigas y tirantes laminados en Mendoza no sólo se utilizan en las grandes obras de la provincia, sino también en construcciones del resto del país.

Marcelo Sivera msivera@losandes.com.ar

Un mapa con el circuito argentino de la actividad maderera muestra las zonas de producción (Litoral), de industrialización (Santa Fe, Córdoba, Mendoza) y de consumo del país (Buenos Aires). Y uno de los ramales de ese circuito pasa por Mendoza. Nuestra provincia -por ahora- se caracteriza más por su industrialización y consumo que por su producción, y es una fuerte compradora de materia prima en la Mesopotamia.

Algunas empresas mendocinas traen madera de Misiones o Entre Ríos (especialmente pino), le agregan valor industrial en nuestra provincia al procesarla y -en algunos casos- ya están colocando parte de su producto terminado en otras provincias.

Es el caso de la madera laminada (varias capas de madera procesada adheridas entre sí por pegamentos especiales) que generan vigas de mayor resistencia. Este producto permite “tiradas” más largas y es especialmente apto para techos de viviendas y fundamentalmente de grandes construcciones.

Los techos de hoteles, spas, salones, centros de convenciones, piletas cubiertas o gimnasios de San Juan, San Luis, Córdoba, Salta, Neuquén, Río Negro, Chubut y Santa Cruz muestran -en uno u otro caso- madera procesada en Las Heras por Giro, en Godoy Cruz por Valerio Oliva o en Maipú por Indumad (Isam), por dar sólo tres ejemplos.

Es que en la especialidad de la producción de laminados para techos de madera se mueven unas cuantas empresas mendocinas: Salvador Sorrentino con su planta en Maipú, Maderas Rodríguez Peña en Godoy Cruz; Meyl en Maipú, Giuffre en Guaymallén; Cid en San Rafael, Leonangeli en General Gutiérrez; Carpintería “Antonio” en Villa Nueva, Don Ángel en San Martín, Brugnoli en San José o Tauil en Las Heras, entre otras.

“La madera laminada es más resistente, permite longitudes mayores y evita el problema de los nudos que presenta la madera maciza”, destaca Eduardo Giro, uno de los impulsores de un material que actualmente se aplica en todos los rincones del país. “El clima seco de Mendoza es apto para el procesado de la madera y la elaboración de laminados”, destaca.

El sector

En Mendoza hay alrededor de 400 empresas relacionadas con la cadena productiva de la madera, lo que representa alrededor del 13% del total de empresas provinciales, destaca el informe del Idits sobre el sector.

Y confirma que nuestra provincia es más industrializadora que productora de madera al indicar que “la proporción de empresas mendocinas en relación al total de firmas a nivel nacional, representa sólo el 1,1% del total de productores forestales nacionales, mientras que en las industrias de la madera representa un 4% del total de industrias madereras nacionales”.

Dicho de otra manera, la industria de la madera es casi cuatro veces mayor que la producción forestal de la provincia.

“Alrededor del 40% de las aproximadamente 400 empresas relacionadas con el sector de la madera que hay en Mendoza, son empresas forestales (unas 160), y el resto pertenece al sector de la industria de la madera.

“Por otra parte, del total de industrias madereras provinciales, 80 aproximadamente se dedican a la industrialización primaria de la madera, siendo en su mayoría aserraderos, y 150 están abocadas a la industrialización secundaria”, indica el Idits.

Y avanza aún más: “De las 400 empresas vinculadas a la cadena de la madera, el 41% son proveedoras de la industria de la madera (forestales), el 21% están abocadas a la industrialización primaria (aserrado, laminado, impregnado, triturado) y el 38% a la secundaria (fabricación de muebles, partes de muebles o envases de madera).

“El alto porcentaje de empresas forestales en relación a las industrias de la madera, sugiere que el sector forestal es importante en nuestra provincia y que el sector industrial primario de la madera en Mendoza debería estar bien abastecido. Muy por el contrario, el sector forestal de Mendoza es poco representativo en virtud de que la mayoría de los forestadores son pequeños productores de álamo con menos de 100 ha plantadas. Además se estima que de los 160 productores forestales, muchos han abandonado su actividad en el transcurso de los últimos años”, concluye.

Volumen

Respecto del tamaño de las empresas del sector, el Censo Provincial Industrial 2003 (CPI) clasifica a las empresas según su tamaño de acuerdo al nivel de facturación anual.

Así, considera las microempresas como aquellas empresas con un nivel de facturación anual de hasta $ 120.000, las pymes como aquellas cuya facturación anual oscila entre los $ 120.000 y los $ 900.000, y las grandes a aquellas empresas que facturan más de $ 900.000 al año. En Mendoza el 70% son microempresas, mientras que el 25% son pequeñas y medianas y sólo el 5% grandes industrias madereras.

El sector está altamente concentrado: “Las microempresas sólo facturan el 5% del total del sector, mientras que las grandes concentran el 82% de las ventas (ver cuadro). Además, y en relación al personal ocupado, las micro, pequeñas y medianas empresas concentran, en conjunto, el 71% de la mano de obra del sector, mientras las grandes sólo ocupan al 29% restante”.

Según los datos del Censo Provincial Industrial, del total de empresas industriales primarias el 54% son microempresas, el 40% son pequeños y medianos establecimientos industriales, mientras que sólo el 6% son grandes aserraderos. Por otra parte, del total de empresas industriales secundarias, el 81% son microempresas, sólo 1 de cada 50 industrias son grandes establecimientos industriales y el resto corresponde a pequeñas y medianas empresas. Y en cuanto a la inversión necesaria para satisfacer las necesidades tecnológicas del sector, “el 86% de las empresas manifiesta que con un importe de aproximadamente $ 200.000 quedaría cubierta la demanda, lo cual significa unos $ 30 millones para todo el sector”.
Más notas de esta sección
  • “Queremos crear la marca Genco Usados”

    “Queremos crear la marca Genco Usados”

    El empresario sostiene que hoy existe un gran déficit a la hora de ofrecer garantías en las ventas de vehículos usados. Y adelanta que cuando termine el edificio de San Martín y Peltier va a construir otro igual.

  • Demanda de empleo

    Demanda de empleo

    Vino, agro, metalmecánica, construcción, turismo y exportaciones traccionan los pedidos en Mendoza. Aparecen nuevos puestos. Gran déficit para hallar el perfil adecuado.

Divisas
Montemar
Ciudad de Mendoza
Moneda Compra Venta
Dolar 8.08 8.23
Euro 11.05 11.65
Pesos Chilenos 13.50 15.00
Real 3.30 3.65
Actualizado : 28/05/2014 | 11:34
Ver condiciones en www.montemar.com.ar
Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados