Graffigna: "Ganó la mayoría"

sábado, 26 de abril de 2008
Ignacio Flores, es nieto de Angelina Graffigna, la cuarta hija de Santiago Graffigna quien hace más de 100 años, se estableció en San Juan, plantó viñas y construyó bodegas. La marca Graffigna se vendió en 1980, originalmente a la firma Catena, pero pasó de mano en mano, y actualmente es del Grupo Pernod Ricard, de Francia. En una época fue de Allied Domeq, que construyó un museo en el que cuenta la historia de la familia, de Santiago y sus 12 hijos.

El origen de los Graffigna de Mendoza fue Juan Graffigna, el brazo derecho de don Santiago. Juan había estudiado en Italia, en la escuela Enológica de Alba y fue el brazo derecho de su padre. El construyó una bodega modelo en Pocitos, San Juan. Esta pertenece a un inversionista argentino.

Graffigna edificó además una bodega en Tinogasta en Catamarca, a mediados del 30, y compró en la década de 1970 la bodega de Coquimbito, Maipú. "La finca quedó en manos de la familia. Algunos conservamos fragmentos de lo que fue ese patrimonio agrícola. En este momento el primo hermano de mi madre, Juan Graffigna ha construido una pequeña bodega y está elaborando vinos de exportación", relató Ignacio.

A la hora de recordar por qué vendieron, Ignacio señala que "el patrimonio fragmentado hizo perder el ánimo societario, eran más de 50 accionistas en el momento en que se vendió, y la bodega no estaba atravesando el mejor momento. Hubo una minoría que se opuso a la venta, pero ganó la mayoría".

Más notas de esta sección
  • Bodegueros pura sangre

    Bodegueros pura sangre

    Son hijos, en algunos casos nietos y hasta bisnietos de los fundadores de las grandes bodegas mendocinas. Muchos están emparentados. Algunos continuaron la herencia de sus ancestros y levantaron establecimientos modernos sobre las ruinas de lo que alguna vez fue el emblema del vino.

  • Desarrollo para combatir a la avispa de "chaqueta amarilla"

    Desarrollo para combatir a la avispa de "chaqueta amarilla"

    Se trata de un insecto que está diseminado en el sur de la provincia y en la Patagonia. Afecta a la producción de fruta "fina" y manzanas y además su picadura en humanos causa importantes consecuencias.

Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados