Tarjetas de crédito: cuánto y qué cobran cada una

Gran parte del consumo de los últimos años se debe a los plásticos. Pero conviene saber que hay diferencias de hasta 7 puntos entre la tasa que cobra uno y otro banco y de hasta $180 por la renovación.

domingo, 28 de marzo de 2010

Por: Gabriela Balls

Cuando la Western Union lanzó a inicios de 1914 en Estados Unidos la primer tarjeta de crédito tenía tres características básicas que el plástico buscaba ofrecer: dar prestigio al ser identificado el poseedor como cliente vip, la seguridad de poder comprar sin tener el dinero en el bolsillo y, sobre todo, obtener un crédito automático a plazos y sin intereses.

La propia dinámica de la economía la implementó hasta la actualidad como una herramienta para favorecer el consumo y aumentar los beneficios compartidos con las empresas de productos o servicio mediante atractivas condiciones de venta.

Sin embargo, en la Argentina, los consumidores que utilizan el dinero plástico como forma de pago necesitan conocer hasta el mínimo detalle porque dichas condiciones pueden llegar a resultar "leoninas", tal como las definen algunas voces del sector al analizar los costos bancarios.

Lo cierto es que todo servicio financiero se cobra a altos porcentajes si las comparamos tan sólo con la banca privada de países limítrofes como Brasil y Chile.

Según un análisis comparativo que realizó Los Andes en base a la información oficial que centraliza el Banco Central de la República Argentina (BCRA) sobre la oferta de plásticos que comercializan bancos de la plaza mendocina, la tasa de interés anualizada promedia el 30%, por ejemplo, en concepto de financiación de saldos.

De acuerdo a los distintos servicios y opciones que ofrecen los bancos locales en cuanto al dinero plástico, hay marcadas diferencias entre la oferta de una misma tarjeta (Visa o Mastercard) dependiendo de si se trata de un banco de capitales nacionales de uno extranjero o de si es un banco público de uno privado o, incluso, cooperativo.
 
Entre ellos y lo que cobran por financiamiento de saldos de una misma tarjeta, hay diferencias de hasta 7 puntos porcentuales entre una y otra entidad bancaria.

Observando con la lupa, y continuando con la tasa anual por financiación de saldos que cobran las tarjetas de crédito, los valores porcentuales que se cobran pueden oscilar entre Cabal (Credicoop) con 24% y Nativa (Nación) con el  28%, hasta el 33,2% que cobra el Santander Río con una tarjeta  Visa o el 40% que aplica Falabella con su CMR, según datos del BCRA.

En cuanto a la tasa de interés punitoria, que es el valor adicional que se debe pagar como castigo por no pagar antes de la fecha de vencimiento, esta fluctúa entre Cabal con el 12,45% como mínimo, luego Nativa con el 13,99%, para luego pasar al 16,25% que cobra el Banco Francés con Visa y el 20% de CMR Falabella.

Pero estos porcentajes aumentan exponencialmente cuando se trata de adelantar dinero en efectivo como ayuda salvadora ante emergencias económicas. Allí, los porcentajes se disparan y superan el 33% anual. En este sentido, Visa del Banco Galicia cobra 32,9% anual de tasa de interés por este tipo de adelantos que vienen a ser una suerte de préstamo personal. El Hipotecario con Visa cobra 34,9%, el Supervielle 39% y CMR el 40,03%.

Gastos fijos

Pero aunque se opere con el máximo control y siempre se pague en término, todos los consumidores deben pagar por los gastos administrativos y operativos que el propio sistema exige a los usuarios de tarjetas de crédito. Hay algunos costos que son variables y que dependen del consumo total de cada cliente.

En promedio, por el seguro de vida, por ejemplo, se paga el 0,30% en cada resumen. Sin embargo hay diferentes porcentajes dependiendo de cada entidad bancaria. Así, Nativa cobra 0,29%; Cabal 0,35%; pero el Hipotecario puede cobrar 0,45% y Supervielle 0,55%.

En cuanto a los cargos fijos, los bancos tienen grandes diferencias y criterios de tarifas. Mientras que algunas entidades cobran por la renovación de sus tarjetas menos de $50, otras pueden llegar a $250. Así, la renovación del plástico de la Nativa cuesta $18; Cabal $70; Visa (Francés) $135 o la Visa (Santander Río) $200.

El sistema bancario en la Argentina ha sufrido grandes cambios con renovados intereses en hacer andar el motor del consumo y por ende de la economía. Y en esa evolución, las tarjetas de crédito han cumplido un rol central en los últimos años como una de las pocas vías para acceder a financiamiento por parte de las familias.
 
Pero mientras se discuten distintas iniciativas para regular lo que cobran los bancos por sus plásticos, la clave para el consumidor es indagar qué y cómo se paga para finalmente elegir la mejor opción de mercado.
Más notas de esta sección
Divisas
Montemar
Ciudad de Mendoza
Moneda Compra Venta
Dolar 8.08 8.23
Euro 11.05 11.65
Pesos Chilenos 13.50 15.00
Real 3.30 3.65
Actualizado : 28/05/2014 | 11:34
Ver condiciones en www.montemar.com.ar
Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados