De Rosas impugnó testigos propios y ajenos

El suspendido fiscal de Estado también presentó impugnaciones contra peritajes solicitados por la parte acusadora.

Edición Impresa: viernes, 30 de noviembre de 2012

Marcelo Sivera - msivera@losandes.com.ar

Joaquín De Rosas, presentó un pedido de impugnación contra todos los testigos que la parte denunciante presentó en su contra y -al hacerlo- dejó incluidos a testigos propios también aportados por la autora de la denuncia, la diputada Patricia Gutiérrez del bloque Unidad Popular. En esta situación quedaron el ex gobernador Roberto Iglesias y el ex ministro y actual diputado nacional, Enrique Vaquié, entre otros.

En lo que se interpretó como un intento por desvincular dos hechos centrales sobre los que se lo acusa, el suspendido fiscal de Estado también presentó un pedido de impugnación contra pericias solicitadas por la parte acusadora. Son las vinculadas a la determinación exacta de montos referidos a una antigua deuda del Grupo Vila-Manzano con los ex bancos provinciales que finalmente fue cancelada mediante una controvertida compensación asimétrica con el precio que el Estado le reconoció a ese grupo empresario por terrenos que integraron la reserva de Divisadero Largo.

La presentación de ambas impugnaciones motivó un traslado de la reunión de ayer del Jury de enjuiciamiento al próximo 13 de diciembre, al tiempo que se le corrió vista a la parte acusadora. El jury -un organismo integrado por los siete jueces de la Suprema Corte, siete diputados y siete senadores encargado de juzgar las conductas de los magistrados- tenía previsto declarar ayer la procedencia o no de las pruebas aportadas tanto por De Rosas, como por Gutiérrez y el procurador, Rodolfo González.

La presentación de las impugnaciones del fiscal suspendido demoró esta definición por dos semanas, aunque ya existen indicios claros de que el jury terminará admitiendo a todos los testigos (independientemente de que los hayan propuesto el fiscal o la diputada) salvo en el caso de los integrantes de la Suprema Corte (Jorge Nanclares, Carlos Böhm y Fernando Romano -este último recientemente jubilado-) y los dos camaristas Ana María Viotti y Alfonso Boulin, (ambos jubilados), que con sus pronunciamientos dieron fundamento al proceso de jury contra De Rosas. En cambio, sobre la impugnación de peritajes no se observan indicios que permitan adelantar cuál será la decisión final del jury.

De Rosas enfrenta un jury acusado de haber favorecido con sus dictámenes y actitudes al Grupo Vila Manzano en perjuicio del Estado.

Y concretamente se lo investiga bajo el cargo de haber permitido sobreprecios en la indemnización del Estado al grupo empresario por terrenos expropiados para la formación de la Reserva Divisadero Largo y la posterior "compensación" entre ese "sobremonto" y una deuda ejecutable a favor del Estado por un monto cuatro veces superior, según una pericia del Tribunal de Cuentas de la Provincia.

La actuación de De Rosas motivó que la propia Suprema Corte considerara necesaria esta investigación. El proceso se extenderá sobre la primera parte del año entrante y se descuenta que alcanzará ribetes de fuerte repercusión.
Más notas de esta sección
Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados