Más de medio millón de pesos en un robo durante la madrugada

No sólo se llevaron efectivo sino que también se alzaron con computadoras, seis notebooks y también el sistema de alarma.

Edición Impresa: martes, 15 de mayo de 2012
Más de medio millón de pesos en un robo durante la madrugada

Gonzalo Salcedo, contador de la empresa señala el lugar por donde habrían ingresado los ladrones. (Luis Amieva / Los Andes)

Cinthia Alvea - calvea@losandes.com.ar

Más de medio millón de pesos se llevó un grupo de delincuentes que, en la madrugada de ayer, robó la empresa de comercio exterior, OSCASAN SA, ubicada en Guaymallén. Para saquear la caja fuerte los ladrones usaron una amoladora. Además, se llevaron el sistema de alarmas y cámaras, el servidor y computadores que contenían años de material de trabajo.

El robo fue descubierto ayer a las 7. 30 por una empleada de limpieza, que fue la primera persona en llegar al lugar. Si bien desde el frente de la empresa, todo parecía normal, una vez que la mujer estuvo adentro notó que las oficinas estaban revueltas.

Según se pudo determinar, los ladrones entraron al local después de haber saltado una pared del patio, que da a un galpón. Luego, con ayuda de alguna herramienta, sacaron prolijamente dos barrotes de la reja de una de las ventanas. Pero antes de entrar, subieron al techo y desconectaron las alarmas y los cables telefónicos y, adentro, inutilizaron el sistema de cámaras de seguridad.

Con todo desconectado y la empresa desprotegida, los delincuentes saltaron la ventana y a partir de ese momento actuaron con total comodidad.

Lo más tentador, era el contenido de la enorme caja fuerte que estaba adentro de una de las oficinas. Para abrirla, habían llevado una amoladora con la que hicieron prolijamente un cuadrado lo suficientemente grande como sacar el dinero en efectivo guardado: 80 mil dólares y 200 mil pesos.

Pero además de la plata, se alzaron con computadoras completas, seis netbooks, escáneres de última generación, el sistema de alarmas y el servidor de la empresa. "Esta es gente que tenía muy en claro lo que hacía", aseguró Gonzalo Salcedo, contador de la empresa que trabaja principalmente con el mercado frutícola y ajero.

Escape

No se tienen precisiones de cuánto tiempo tuvieron los delincuentes para perpetrar el robo. Aunque lo que suponen los directivos de Oscasan, a juzgar por el botín robado y los destrozos, es que actuaron con total tranquilidad.

Y para huir, los ladrones demostraron, una vez más, saber bien qué tenían que hacer. Fueron hasta una oficina -la única que no sufrió daños- y sacaron de un escondite la llave de la camioneta Partner que estaba estacionada en el garaje. En ese vehículo cargaron el botín, desconectaron el portón electrónico -para eso probaron varias llaves- y luego escaparon sin que nadie pudiera verlos.

Horas más tarde, la camioneta fue hallada en la calle Río Diamante del barrio Municipal de Las Heras. Según explicó Francisco Vallée Burlando, director de Oscasan, un hombre llamó a la empresa para avisar que a las 7.15 había visto la Partner, abandonada, en la puerta de su casa. "Desde la empresa de seguridad no nos avisaron ni siquiera que se había disparado la alarma", se quejó.

El vehículo estaba vacío y la policía no pudo hallar huellas digitales. Una situación similar se dio en la empresa donde no se encontró ninguna impresión dactilar.

El caso es investigado por la Oficina Fiscal 8.
Más notas de esta sección
Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados