Hallan muerto en el penal al policía detenido por matar a su pareja

Sebastián Montivero estaba alojado en San Felipe desde el 17 de enero, luego de haber sido imputado por homicidio agravado tras dispararle a su pareja. Él alegaba que el disparo había sido accidental.

jueves, 28 de marzo de 2013
Hallan muerto en el penal al policía detenido por matar a su pareja

La casa donde fue asesinada la mujer de Montivero (Los Andes).

Sebastián Miguel Montivero, el policía detenido desde enero en el penal de San Felipe tras ser imputado por el asesinato de su pareja, también policía, fue encontrado ahorcado en una de las celdas.

Montivero estaba alojado en la celda 12, pero fue hallado sin vida pasadas las 12 por sus compañeros de habitación en la celda 17 –ubicada en la planta superior- cuando volvían de hacer sus trabajos habituales en la panadería del lugar. Ocupaba una celda en el pabellón destinados a policías y militares juzgados recientemente por delitos ocurridos durante la última dictadura.

“Al parecer ha buscado un lugar donde no hubiera gente, ya que a esa hora todos están haciendo alguna actividad. Para ahorcarse usó una siga trenzada artesanalmente con pedazos de sábanas y colchas, que colgó desde un palo que generalmente usan para hacer gimnasia. Al encontrarlo, sus compañeros dieron aviso al personal, pero cuando el médico penitenciario lo revisó, ya no encontró signos vitales”, indicó el director del Servicio Penitenciario, Sebastián Sarmiento.

En principio, no habría razones para dudar de que se trató de un suicidio, ya sea por los antecedentes o por los signos de la muerte pero la necropsia determinará si efectivamente el uniformado se quitó la vida.

Los abogados Guillermo Nievas y Carlos Reig, representantes de Montivero indicaron a Los Andes que los familiares del policía fallecido quieren saber si todos los mecanismos de control para este tipo de casos (que debe tomar el Servicio Penitenciario y los médicos del Sauce), funcionaron debidamente.  

Montivero estaba alojado en el penal San Felipe desde el 17 de enero, luego de haber sido imputado por homicidio agravado, que con la reforma del código penal, termina siendo imputado por femicidio.

El caso

A mediados de enero, en una casa de Godoy Cruz se encontraba la oficial Alejandra Verónica Yudica, que trabajaba en la Dirección de Inteligencia Criminal, junto a su pareja, el auxiliar Sebastián Miguel Montivero (32), que presta servicio en la UMAR (Unidad Motorizada de Acción Rápida).

El relato de Montivero fue que la mujer estaba acostada en la cama y estaban discutiendo. En un momento, él decidió abandonar el cuarto y sacar de un ropero su arma reglamentaria, una pistola 9 milímetros. El auxiliar aseguró que el arma se le cayó y se disparó.

Tras el “incidente” hubo un llamado al 911 y cuando la ambulancia llegó, encontraron a Yudica tendida en la cama con un disparo en la cabeza, con perdida de masa encefálica, y otro en la muñeca. De inmediato fue trasladada al hospital Central, pero nada pudieron hacer para salvarle la vida.

Más notas de esta sección
Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados